Cine con sentidiño

Cine con sentidiño

 << En busca de la Felicidad >>

Hoy he tenido la oportunidad de volver a ver, por enésima vez, esta película, pero con un matiz especial: hoy la he compartido con mi hijo de 14 años. Una ocasión especial para compaginar entretenimiento, ocio y educación en valores.

Continuar leyendo «Cine con sentidiño»

La solución eres tu

Imagen

Una de las afirmaciones que más me han repetido en mis años como formador en Relaciones Humanas, era que todas las reglas, normas o consejos que transmitía no tenían nada de nuevo, que eran cosas de sentido común. Entonces si todos los conocemos y sabemos que dichos principios funcionan ¿qué nos impide aplicarlos, sabiendo que con ellos podemos conseguir mejores relaciones?

A través del respeto a las personas se manifiesta nuestra verdadera forma de ser. Cuenta Eduardo que un amigo le hacía la siguiente reflexión: ¿Por qué si soy y me siento de una determinada manera de ser, actúo de la contraria?¿Por qué si sé lo que tengo que hacer, hago lo contrario?¿Por qué si sé que es lo importante, no lo hago? Como por ejemplo:

  • Si me gusta sonreír, no sonrío
  • Si se que es bueno escuchar, hablo
  • Si quiero a la gente, la trato mal
  • Etc.

Una de las afirmaciones que más me han repetido en mis años como formador en Relaciones Humanas, era que todas las reglas, normas o consejos que transmitíamos no tenían nada de nuevo, que eran cosas de sentido común. Entonces si todos conocemos y sabemos dichos principios ¿qué nos impide aplicarlos, sabiendo que con ellos podemos conseguir mejores relaciones?

¿Somos nosotros mismos o nos dejamos llevar por las circunstancias?¿Realmente queremos ser así?¿Quién crea nuestras circunstancias?¿Qué o quién te impide cambiarlas?

Tomemos las riendas de nuestra vida y seamos pues como realmente queremos ser manifestando respeto a la otra persona, lo que nos llevará a ganar su respeto, el de los demás y, lo que es más importante, el respeto por nosotros mismos.

Por lo tanto.

Un FORTES abrazo.

La solución eres tu

Imagen

Con frecuencia las personas pensamos en una idea, que nos lleva a sentir cierto miedo, que en algún caso se convierte en pánico. El resultado más habitual de esta forma de proceder es que evitamos llevar a cabo la idea o bien, practicamos la procrastinación, es decir, lo aparcamos para una mejor ocasión, no actuamos. Continuar leyendo «La solución eres tu»

A %d blogueros les gusta esto: